jueves, 19 de agosto de 2010

El don de la Fe.

Hola en esta oportunidad escribire sobre el don de la fe, basandome en una experiencia de retiro que tuve hace poco:
Hace un mes aproximadamente estaba en un retiro de jóvenes, y vino para dar una charla un sacerdote español ya entrado en años, perteneciente a la congregación claretiana y en un momento donde el respondía a preguntas puestas por escrito de los jóvenes participantes del retiro , hechas con anterioridad, justo tocó una pregunta que decía masomenos así: ¿qué puedo hacer para tener más fe?
Y el sacerdote dijo algo que es muy cierto e interesante, empezó diciendo:

''Primero voy a decir lo que no es la fe o como no se llega a ella:
-La fe no es un conjunto de creencias o doctrinas.
-La fe no es producto del esfuerzo humano
-La fe no es resultado de leer muchos libros de teología o de leer la biblia.
-La fe es un don ósea un regalo por parte de Dios, es la apertura que tiene el hombre frente a una experiencia de Dios y está en el mismo hombre decidir libremente si se abre ante esa realidad sobrenatural o si la rechaza y vive su vida como si Dios no existiera. ‘‘

Lo que dijo me llego al corazón porque muchas veces en conversaciones de tono apologético con personas de diversas confesiones cristianas, agnósticas o ateas siempre recomiendo un libro o una lectura de algún teólogo que pueda ayudarlos a encontrar su fe.
Hay personas que efectivamente debido a una lectura de libros de teología, sobre la Iglesia o la vida de los santos han suscitado conversiones como San Ignacio de Loyola, Edtih Stein o Carmen Sabalete esta última sigue viva o produce fuertes cuestionamientos en su fe, como el caso de personas que conozco de forma muy personal. Pero a veces me extrañaba que a otras personas estos libros no les hacia el mas mínimo efecto es mas acrecentaban su ateísmo o su anti catolicismo y a veces no tenía claro el porqué sucedió esto, porque unas personas sí y otras no.

Pero el sacerdote dijo algo que aunque podía saberlo de forma indirecta , me hizo relacionarlo con esas experiencias que acabo de contarles, y es que la fe tiene una doble dimensión : debido a su dimensión divina es un don o regalo de Dios que el hombre está en plena libertad de aceptar o de rechazar y debido a su dimensión humana es la decisión libre que tiene el hombre para aperturarse a una realidad sobrenatural en la que Dios se hace presente en el mundo de una manera tan real como la personas que pasa por tu costado en la calle.

Por tanto hablar sobre la fe es hablar de la libertad del hombre y más aun vivir en la fe es vivir en autentica libertad , libre de toda atadura incluida la del escepticismo racional, como bien escribió San Pablo en su carta a los Gálatas , refiriéndose a un problema sobre ciertas prácticas judaizantes entre los convertidos al cristianismo: ''Gal 5:13 Porque, hermanos, habéis sido llamados a la libertad''

Por eso nuestra actitud y apertura a Dios debe estar en consonancia con ese pedido que muchas veces hemos escuchado en la Iglesia y que está inspirada en los evangelios:
''Creo Señor pero aumenta mi Fe. ''

Saludos y bendiciones en Cristo
Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario