martes, 19 de abril de 2011

La perfección (teleios) cristiana:

Mat 5:43  «Habéis oído que se dijo: = Amarás a tu prójimo = y odiarás a tu enemigo.
Mat 5:44  Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan,
Mat 5:45  para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.
Mat 5:46  Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos?
Mat 5:47  Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?
Mat 5:48  Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.


Es curioso observar que muchos cristianos que se empeñan por ser buenos cristianos, lo hacen, esforzándose siendo lo mejor en todo, si eres doctor, sé un buen doctor, si eres un contador, sé el mejor y desde ahí se puede alcanzar la santidad. Esto es en buena medida por ejemplo la Espiritualidad del Opus Dei, alcanzar la Santidad a través del trabajo diario, como lo diría de forma concreta el teólogo y apologista Scott Hann en su libro titulado, trabajo ordinario, gracia extraordinaria.

Muchos cristianos piensan que esta es la única forma de alcanzar la perfección cristiana, pero sino remitimos al texto bíblico la perfección a la cual nos llama Jesús, es algo mas simple y  a la vez mas exigente.

Ser perfectos implica ser igual que el Padre Celestial, quien hace salir el sol, sobre buenos y malos y hace llover sobre justos e injustos. En otras palabras la perfección cristiana es el amor en la misma medida que tiene el Padre , quien ama a todos por igual.

El amor a los enemigos es el camino a la perfección cristiana y a la vez lo que distingue a un cristiano. Me pregunto: ¿vivimos conforme a este pedido de Jesús? ¿Practicamos  el amor a los enemigos? ¿Priorizamos en la practica la santidad la excelencia en todo lo que hacemos en vez de amor a todos por igual?

Ojo que Jesús no nos manda a no odiar al enemigo ( actitud pasiva) sino a amar al enemigo ( actitud proactiva).

La palabra perfección o perfecto en el texto griego es teleios que significa algo que ha llegado a su madurez, completo, perfecto en el sentido de armonía y equilibrio y muchas veces podemos entender la expresión perfeccion cristiana en el sentido de hacer las cosas bien sin errores pero en el contexto del pasaje mencionado, la prefeccion cristiana tiene un significado mas profundo , implica amar (ágape) con la misma medida a todos y tiene como promesa la condición de la filiación divina , entendida en un sentido escatológico
cf: Mat 5:45  para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.

En nuestro país donde a raíz de los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales , afloro resentimientos y una polarización entre los ricos y pobres, cholos y blancos entre los PPKausas y los que votaron por Ollanta y Keiko bien nos vendrían tomarnos más en serio este pasaje del Evangelio.

Saludos
Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario