martes, 1 de noviembre de 2011

Documento del Pontificio Consejo de Justicia y Paz y su propuesta de una Autoridad Mundial

El 24 de Octubre del 2011, el Pontificio Consejo de Justicia y Paz con miras a realizarse la reunión de la G20 los días 03 y 04 de Noviembre, saco un documento titulado: "Para una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la perspectiva de una autoridad pública con competencia universal", una Autoridad pública con competencia universal, como una respuesta a las crisis financieras que ha afrontado el mundo en la actualidad.
La propuesta del documento no es nueva, sigue la línea de las propuestas de 2 encíclicas la primera en proponerla es el Papa Juan XXIII en su encíclica Pacem in terris y lo vuelto a retomar el Papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate.

El documento que en verdad lo considero interesante aunque de lectura un poco pesada para una persona que no está familiarizado con términos económicos, buscar dar una respuesta para la crisis financiera que surgió tanto en EEUU (2008) y en Europa (2010). No es que el Vaticano se quiere meter en asuntos de política y de economía en vez de preocuparse por evangelizar, todo lo contrario , el documento cumple con el objetivo para lo que fue creada el Pontificio Consejo de Justicia y Paz y es: "un organismo universal de la Iglesia que tenga como función estimular a la comunidad católica para promover el desarrollo de los países pobres y la justicia social internacional" tal como lo propuso en su momento la Constitución Gaudium et spes (90).

Justicia y Paz dos palabras presentes desde el Antiguo Testamento, era prácticamente la espiritualidad del judío fiel a la Ley y que el cristianismo lo heredo y le da su pleno sentido en la caridad.
Aparte de proponer la creación de una figura pública mundial que pueda frenar la economía neoliberal sin restricciones en los mercados, propone por ejemplo la creación de un Banco Central Mundial o la implementación de la Tasa Tobin como una medida para combatir la pobreza en los lugares o países más críticos.

Claro que el documento es conciente de lo que implica dicha propuesta, las naciones del mundo deben dejar de lado sus diferencias , no solo velar por sus intereses nacionales sino tener una apertura a una nueva forma de gobierno mundial, cosa que en Latinoamérica donde hay varios gobiernos de tipo nacionalista , esta propuesta parecería irrealizable.

Como una propuesta a puertas de la reunión de la G20, la considero importante y digna de un debate en las universidades incluso en las Parroquias. En lo personal considero que es difícil de realizar, ya que no solo es cuestión de cambio de estructuras o de una nueva forma de gobierno, el origen de toda crisis económica la injusticia producto del interés propio del hombre, hablando en términos teológicos, es el pecado y el pecado siempre estará presente en el mundo, la propuesta del comento exige un cierto nivel de madurez y conciencia social que por otra lado el documento reconoce que la principal causa de la actual crisis financiera, algo que es una paradoja.

Es una lástima que la mayoría de católicos no sepan de la existencia de este documento, y que no estén al tanto de lo que hace y propone el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, la acción social, la economía de los países no es algo ajeno al anuncio del evangelio , muchas veces se toma demasiado literal la frase Jesus , al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios y pensamos que a Dios se le debe ofrecer las cosas espirituales y nuestros negocios y vida personal es otra cosa aparte . Por el contrario evangelizar es anunciar que el Reino de Dios ya se está haciendo presente en el mundo, por tanto la Iglesia como una comunidad de creyentes debe proponer una sociedad alternativa donde reine la justicia y la caridad.

Pueden descargar el documento , haciendo click aquí.

Saludos

Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario