miércoles, 31 de julio de 2013

Una reflexion acerca del Cielo

Quisiera hacer ahora una breve reflexión acerca del Cielo.
Comúnmente llamamos cielo al estado de alma de la persona humana que se encuentra ante la presencia de Dios manera definitiva y plena, estando en una comunión de amor entre Dios, los fieles que alcanzaron el cielo y los ángeles. Tradicionalmente se le llama visión beatifica. ¿Y que se entiende por la expresión visión beatifica? La visión beatifica viene de la idea y convicción que el cielo es la contemplación de Dios, ósea lo veremos tal cual es, la contemplación no solo es la visión de Dios sino es entran en una plena comunión de amor con Él.

Alguien se podría preguntar cómo se puede contemplar o ver a Dios si para eso requerimos de un cuerpo físico, pues eso no lo sabemos, podemos especular acerca de cómo sería la vida en el cielo o como serían los cuerpos espirituales, pero de lo que si estamos seguros como lo dije en el anterior artículo, que en la otra vida, tenemos la capacidad para relacionarnos y entrar en comunión con Dios y en Dios con los que comparten el mismo destino , por eso en la otra vida conservamos el intelecto ( para comprender lo que vivimos) , la voluntad ( para aceptar y dejarnos infundir por el amor de Dios y corresponderle ese amor por toda la eternidad) y la capacidad de relacionarnos ( no viviremos como hongos en el cielo sino en comunión plena con el Padre, Hijo y Espíritu Santo y los demás bienaventurados) ¿Y qué más se hace en el Cielo? Alguien se podría preguntar, ¿solo nos amamos por siempre en el Cielo?, ¿no se hace nada más?, si es así a alguien podría parecerle aburrido el para siempre, una eternidad sin hacer nada más.

Pongamos como ejemplo nuestra vida terrenal, en este mundo el ser humano tiene como aspiración primaria, la felicidad y el amor (no me refiero solo al amor de pareja, sino en el sentido más pleno , en un sentido bíblico del amor podríamos decir, que también incluye el amor de pareja), pero eso no le impide desarrollar actividades que son producto de sus dones, talentos y de su intelecto, es más las actividades humanas , como lo es la música, la pintura, y demás expresiones artísticas y las diversas ramas de la ciencia, como lo es Filosofía, la química, Física , las matemáticas o la informática, o la historia son un medio para aspirar a la felicidad y realización humana que tiene como meta el amor. Pues en el cielo que conservamos nuestras capacidades intelectuales , y de hecho a partir de la visión beatifica se tiene una mejor comprensión de nosotros mismos y de la historia humana, entonces nada impediría que de alguna forma podamos seguir progresando en el saber , en el conocimiento no solo del Universo sino del mundo espiritual, ósea profundizar en el conocimiento de Dios , en el ministerio de la Trinidad, en el mismo misterio del mal , conocer y profundizar también en la vida y organización de los seres angélicos, ( si creo que en los ángeles, pero creer en los ángeles no impide tener sentido crítico de la Fe).

En otras palabras el aburrimiento no existe en el cielo. Para resumirlo en pocas palabras, si alguien te pregunta que se hace en el Cielo, pues respóndele, en el Cielo se ama y se es amado y se llega a comprender todo.

Espero que este artículo les haya ayudado un poco más en la comprensión de su fe.

Saludos
Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario