sábado, 7 de septiembre de 2013

Cuando la palabra paz es prostituida:



El mundo se pone tenso, por los rumores de una posible intervención militar en Siria por parte de EEUU y sus aliados, y por la respuesta de Siria y sus posibles aliados. Si solo nos guiáramos de las declaraciones que hace el gobierno norteamericano, pensaríamos que EEUU, actúa en defensa de la población que fue atacado con armas químicas por parte del gobierno de Bashar al Asad y para eso busca el apoyo de países aliados y por otro lado Rusia dice que no hay pruebas contundentes de que el gobierno sirio haya sido el responsable y también lo apoyan Iran a China ante un posible ataque a Siria.
Países como Australia, Canadá, Francia, Italia, Japón, Corea del Sur, Arabia Saudita, España, Turquía, el Reino Unido junto con EEUU, apoyan la urgente resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, teniendo en cuenta las responsabilidades del mismo para liderar una respuesta internacional.

Todo hace pensar en una preocupación por la paz y bienestar de la población en Siria y un rechazo ante el uso de armas químicas, ¿pero solo los motiva la paz?
Es curioso que los países que respaldan más decididamente una respuesta militar ante Siria como lo es el EEUU, Turquía, Arabia Saudita son países que ven sus intereses económicos perjudicados por un acuerdo firmado por Irán, Irak y Siria para la construcción de lo que se dice será el mayor gasoducto en el Medio Oriente capaz de transportar gas natural desde el sur de Irán hasta Europa. el transporte de gas se llevará a cabo por un conducto de 6.000 kilómetros que atravesará Irak, Irán, Siria y Líbano para luego ir a Europa bajo el Mar Mediterráneo. "El gasoducto no le conviene" a Qatar, que planea construir su propio gasoducto a través de Arabia Saudita, Jordania, Siria y Turquía, también para abastecer a los mercados europeos, con el apoyo de Estados Unidos".

Por otro lado China y Rusia ven con recelo la presencia de EEUU en medio oriente y posiblemente vean perjudicadas sus inversiones, por un lado la venta de armas de Rusia a Siria y China teme una posible invasión a Irán haciendo que EEUU tenga mayor acceso a los recursos económicos de la región. En otras palabras como nos ha enseñado la historia, la guerra como medio para buscar la paz por parte de los imperios o países en realidad son un medio para defender sus propios intereses económicos. Toman como pretexto la paz cuando buscan otra cosa. En otras palabras prostituyen el sentido de la palabra paz en aras de sus propios intereses.

Como católicos, como Iglesia, tenemos algo que ofrecer al mundo y es la paz, una paz que no proviene o es originaria del hombre, sino una paz que proviene de Dios mismo. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob y padre de nuestro Señor Jesucristo es un Dios de paz.
La expresión Dios de paz aparece seis veces en el N.T curiosamente en la tradición paulina. (Cf Rm 15,33; Rm 16,20; 2Cor 13,11; Filp 4,9; 1 Ts 5,23; Hb 13,20)

Tengamos presente este texto de la Carta a los Efesios:
Ef 2:14 Porque él (Cristo) es nuestra paz: el que de los dos pueblos hizo uno, derribando el muro que los separaba, la enemistad,
Ef 2:15 anulando en su carne la Ley de los mandamientos con sus preceptos, para crear en sí mismo, de los dos, un solo Hombre Nuevo, haciendo la paz,
Ef 2:16 y reconciliar con Dios a ambos en un solo Cuerpo, por medio de la cruz, dando en sí mismo muerte a la Enemistad.
 Ef 2:17 Vino a anunciar la paz: = paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca. =

La paz en el sentido bíblico no es ausencia de guerra , ni se consigue ella por medio de una guerra, la paz no es dada por Dios por medio de su Hijo Jesús, quien por su muerte en la cruz reconcilia a dos pueblos , el pueblo judíos y los gentiles , por tanto de ahora en adelante los que profesamos la fe en Jesucristo nos une el vínculo de la paz, ya que todo muro o barrera de enemistas ha sido superada, somos ahora la familia de Dios :
Ef 2:19 Así pues, ya no son extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios,

Y por ser familiares de Dios, nuestra vida debe ser reflejo de la vida trinitaria, una vida en comunidad, en convivencia en dialogo, apertura al otro , una comunidad de amor. Este tipo de paz es la ofrece la Iglesia al mundo, y por la que todo cristianos bautizado debe vivirla y darla a conocer al mundo.

No deja de ser extraño que muchos presidentes o mandatarios que son cristianos ya sea católicos, evangélicos o protestantes sean partidarios de una guerra no por buscar la seguridad de los pobladores de Siria sino porque en el fondo velan por sus intereses económicos en medio oriente.

Por eso como católicos acompañemos al Papa en esta jornada de oración y ayuno por la paz en Siria, el medio oriente y el mundo entero

Saludos
Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario