domingo, 2 de marzo de 2014

Una reflexión teológica sobre el trabajo

El trabajo es una actividad humana , destinada a proporcionar al hombre ( varón y mujer) los bienes necesarios para poder tener , vivienda, alimentación y todo lo necesario para poder vivir de una manera digna.
Por eso el trabajo no solo es una actividad económica sino que tiene un componente social.
Sin embargo si revisamos la historia del hombre, vemos que el trabajo se convirtió en una forma de explotación del mas fuerte sobre el débil.
Los que tienen menos , están destinados a servir o trabajar para los que tienen mas, en al antigüedad , se hablaba de la ley natural, ósea que alguno hombres nacen esclavos para que pueden servir a los hombres de la aristocracia , como si fuese el designio de la diosa fortuna.
Los sistemas económicos que han existido, la esclavitud, el feudalismo, capitalismo , tienen como característica lo mismo, el pobre trabaja mas para que el que mas tiene.

Sin embargo si queremos dar una reflexión bíblica al trabajo , como una parte constitutiva del hombre, nos daremos con la sorpresa , que los relatos de la creación tanto en Gn 1, 28 y Gn 2, 15. Es Dios quien antes de la caída del hombre, les da el mandato divino de ejercer una función en la creación. En Gn1 el trabajo esta orientado a que el varón y la mujer  ejercer el dominio de la creación como representantes de Dios y en Gn2 , se les da la función de labrar y cuidar el jardín del Eden.

Solamente después de la caída , el trabajo tendrá connotaciones negativas:

Gén 3:17 Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida.
Gén 3:18 Espinas y abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo.
Gén 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás.»

Este relato etiológico trata de explicar el esfuerzo del hombre hasta el final de sus días para poder llevar el sustento a casa. El pecado no solo causa la ruptura de la amistad con Dios sino que causa la maldición de la tierra que se enemista con el hombre.

La esclavitud aparece por primera vez mencionada al final del ciclo narrativo de Noé, cuando el maldice a su hijo Cam , porque lo vio desnudo y embriagado, presenta a la esclavitud como una maldición pero a la vez como justificación del sometimiento de los habitantes de Canaán por parte de los israelitas.

Gén 9:25 dijo: «¡Maldito sea Canaán! ¡Siervo de siervos sea para sus hermanos!»
Gén 9:26 Y dijo: «¡Bendito sea Yahveh, el Dios de Sem, y sea Canaán esclavo suyo!
Gén 9:27 ¡Haga Dios dilatado a Jafet; habite en las tiendas de Sem, y sea Canaán esclavo suyo!»

De hecho la esclavitud , el sistema económico que era vigente en la antigüedad , fue regulado por el libro del levitico y el libro del Deuteronomio.

Aun en tiempos de Jesús, la esclavitud, estaba vigente , Jesús nunca condenó en si este modelo económico y hasta los usaba de ejemplo de fidelidad ante sus señores, en diversas parábolas para resaltar la fidelidad que debemos tener ante Dios como nuestro Kyrios ( Señor)

San Pablo nos hablara de una libertad interior aunque externamente seamos esclavos de un señor:

Gál 3:27 En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo:
Gál 3:28 ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Y en la carta a Filemón , San Pablo aboga por el esclavo cristiano Onésimo ante su dueño , no para que le la libertad sino para que lo trate como un hermano.

Como se podrá ver, de una u otra forma en la historia del hombre , habrá explotación laboral , y muchas veces se tratara de encontrar una justificación para ellos, pero si algo nos enseña la Biblia es que la explotación laboral no es parte de la voluntad de Dios, lo que es la voluntad de Dios es que el hombre trabaje y viva de acuerdo a su trabajo de una manera digna.
Ya nos lo recuerda San Pablo:
2Ts 3:10 Además, cuando estábamos entre vosotros os mandábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma.

Como lo mencione , el trabajo es una parte constituva del hombre porque en esa actividad se refleja la capacidad creadora de Dios. Tanto el varón y la mujer con su inteligencia y fuerza puede transformar la creación y obtener beneficios de ella. Puede usa su capacidad creativa , que es reflejo de la divinidad , para poder construir grandes proyectos , siempre al servicio de la comunidad humana , no al servicio de unos pocos.

En un país donde existe, explotación laboral y no se reconoce muchas veces los derechos de los trabajadores, debemos tener en cuenta que siempre se debe respetar la dignidad del trabajador, no tratarlo como un siervo o esclavo, disponiendo de su tiempo sin tener en cuenta que también tiene una vida propia y familiar. Hemos sido testigos de personas que paran mas tiempo en el trabajo que en casa, teniendo como consecuencia , hogares destruidos, abandono, hijos que se alejan de los padres, etc,

El trabajo es un medio no un fin en si mismo para alcanzar el bienestar del hombre y de su entorno.

Saludos

Luis Breña

No hay comentarios:

Publicar un comentario