domingo, 18 de septiembre de 2016

La indisolubilidad del matrimonio cristiano según Pablo en 1 Corintios 7,10-11

Estimados lectores:

Después de un gran receso, escribo este artículo sobre la mirada que tenía Pablo al tema de la indisolubilidad del matrimonio y la imposibilidad para un cristiano divorciado de volver a casarse.

Creo que es un tema importante para los tiempos que estamos viviendo y aunque como católico, tenemos la doctrina clara acerca de la indisolubilidad matrimonial , creo conveniente y necesario así como apologético , dar respuesta con una perspectiva bíblica al asunto. Mi estudio no pretende ser exhaustivo, sin duda hay mas pasajes para abordar este tema. pero decidí concentrarme en dos versículos; 1 Co 7,10-11

Espero que les sirva para profundizar en un estudio bíblico acerca del matrimonio.

Texto griego de la NA28
10Τοῖς δὲ γεγαμηκόσιν παραγγέλλω, οὐκ ἐγὼ ἀλλ’ ὁ κύριος, γυναῖκα ἀπὸ ἀνδρὸς μὴ χωρισθῆναι,
11– ἐὰν δὲ καὶ χωρισθῇ, μενέτω ἄγαμος ἢ τῷ ἀνδρὶ καταλλαγήτω,– καὶ ἄνδρα γυναῖκα μὴ ἀφιέναι.


traducción literal:
1Co 7,10 pero a los casados mando esta orden,  no yo sino el Señor, que la mujer del varón no se separe.
1Co 7,11 pero si aún se separa que permanezca sin casarse o con el varón se reconcilie y el varón a la mujer no deje ir.

Comentario textual:
versículo 10: 
En el texto critico de la NA28: 
χωρισθηναι: [aoristo, pasivo, infinitivo, voz media del verbo χωριζω (separarse , irse)]. Se encuentra presente en los siguientes manuscritos: א,B,C,K,L,P,Ψ,33,81,104,365,630,1175,1241,1739,2464, M (mayoría de manuscritos de tipo Koiné ) y en citas de Clemente de Alejandría y Epifanio de Constanza
1° variante
χωριζεσθαι: [presente, pasivo, infinitivo del verbo χωριζω (separarse , irse)]. Se encuentra en los siguientes manuscritos: A,D,F,G,1505,1881
2° variante
χωριζεσθω: [3 persona singular , imperativo, presente pasivo del verbo χωριζω (separarse , irse)]. Se encuentra en los siguientes manuscritos: 46 ,614.

El contexto narrativo del pasaje:
Los versículos 10 y 11 que vamos a tratar,  viene después de una serie de recomendaciones, desde el versículo 1 al 9 sobre el deber conyugal entre esposos y la sugerencia a los solteros y viudas de no casarse y ser célibes como San Pablo. 
Antes de dar el consejo a los matrimonios, San Pablo dice que el matrimonio es para las personas que no puedan ejercer un dominio sobre la castidad o continencia, en ese caso la vida  matrimonial es mejor en vez de arder en la lujuria.
A partir del versículo 12 al 16 da una serie de recomendaciones a los matrimonios mixtos entre los creyentes y no creyentes.
De esto deducimos que los versículos 10 y 11 se dirige solo a los matrimonios cristianos. En el siguiente esquema ubicamos nuestro texto dentro de la sección 1 Co 7,1-16, que trata sobre el matrimonio:

1 co 7,1-5:  Sobre una consulta previa sobre el deber conyugal
1 co 7, 6-9: Recomendación para mantenerse célibes a los solteros y a las viudas
1 co 7, 10-11: Recomendación de no separarse a los matrimonios cristianos
1 co 7, 12-14: Recomendación de no separarse a los matrimonios mixtos
1 co 7, 15-16: Clausula de excepción de separación en caso que la parte no cristiana decida separarse.

Toda la sección de 1 co 7,1-16 se origina en una o varias consultas realizadas por la comunidad de Corinto escritas en una anterior carta, que se encuentra perdida. De las respuestas dadas por San Pablo se puede deducir las preguntas realizadas por los corintios:
  1. Sobre el deber conyugal en los matrimonios cristianos
  2. Sobre el celibato de algunos miembros de la comunidad 
  3. Sobre la separación o divorcio entre los matrimonios dentro de la comunidad de Corinto.
Estas preguntas tienen como trasfondo la vida sexual muy libertina de los ciudadanos de Corinto, un ejemplo para ilustra esto, es que en la ciudad de Corinto se encuentra el mayor templo dedicado a la prostitución sagrada , el Templo de Afrodita, donde según se dice llegó a tener 1000 sacerdotisas o esclavas sexuales. La expresión corintear llegó a acuñarse como un sinónimo de diversión sin freno y libertinaje sexual. 

Comentario bíblico:
La recomendación de San Pablo la expone no como una orden suya sino como mandato del Señor, Los paralelos que tenemos de esto se encuentra en el halakah de Jesús sobre el divorcio recogido en sus tres versiones en Mt 19,9/5,32 ; Mc 10,11-12 y Lc 16,18. Solo en Marcos y Lucas la prohibición del divorcio no admite excepciones, En Marcos la prohibición es dirigida tanto al varón como a la mujer y en Lucas solo es dirigida al varón. Y en Mateo la prohibición se dirige al varón y tiene una clausula de excepción , en caso de porneia que puede traducirse como una relación sexual ilícita. En las biblias en castellano se traduce por fornicación.
Parece ser que San Pablo sigue la línea de Marcos y Lucas , es interesante notar que el público de estos tres son cristianos de origen gentil y que la clausula en caso de porneia  se de a un público cristiano de origen judío.
Se debe mencionar también que Pablo no sigue la recomendación de divorciarse en caso de porneia para los matrimonios mixtos. Porque en 1  co 7,15-16 recomienda la separación solo si la parte no cristiana lo exige, en ese caso la parte cristiana puede separarse y queda en libertad para volver a contraer matrimonio si así lo desea. Parece ser que San Pablo no reconoce el mismo rango a los matrimonios mixtos que a los matrimonios entre cristianos , pero los considera como una oportunidad de salvar a la parte no creyente.
La seccion 10-11 presenta la siguiente estructura concéntrica:

Pero a los casados mando esta orden,  no yo sino el Señor: 
A   que la mujer del varón no se separe.
X    pero si aún se separa que permanezca sin casarse o con el varón se reconcilie 
A    y el varón a la esposa no deje ir.

La orden es dirigida tanto a la mujer como al varón pero no deja de ser curioso que se dirija primero a la mujer, la parte central de esta sección es la orden de no casarse de nuevo o reconciliarse
Parece ser que Pablo esta en desacuerdo con el divorcio para volver a entablar una nueva unión, en este caso sigue la interpretación de la ley dada por Jesús durante su ministerio.
Para San Pablo el matrimonio y en especial entre cristianos esta llamado a ser indisoluble a tal punto que a pesar de consentir una separación , les exige como una orden del Señor o permanecen célibes durante su separación o que se reconcilien.

Comentario pastoral:
La recomendación de San Pablo sigue teniendo vigencia , porque procede del Señor Jesús, el desea que nuestros matrimonios respondan a un proyecto de fidelidad y perseverancia. San Pablo no se dedica a exponer los problemas que conllevan a la separación o divorcio de los matrimonios , para San Pablo eso parece ser irrelevante, lo importante es que los esposos tiene dos caminos, o viven separados pero en castidad  o se reconcilian para vivir de nuevo juntos.
En la teología católica la indisolubilidad del matrimonio se explica en términos de la alianza. El matrimonio entre el varón y la mujer es un signo de la Alianza entre Dios y la Iglesia, por eso el matrimonio es indisoluble, porque la Alianza  de Dios no se rompe. Tanto el varón como la mujer están llamados en el  matrimonio a mantener un estándar bien alto , ser fieles a su alianza como Dios lo es para con la Iglesia.
En un mundo donde todo es desechable, y las parejas se divorcian ante problemas ya sean graves o pequeños, San Pablo nos recuerda la importancia de la vida matrimonial y que no es posible una separación para empezar un nuevo matrimonio.
La validez del matrimonio no depende de los sentimientos que tengan ambos esposos o uno de ellos, aunque son importantes para alimentar y forjar el amor,  su validez se sustenta en lo que Jesús ha querido para la vida matrimonial entre el varón y la mujer , un proyecto de fidelidad , amor y comunión  a pesar de las dificultades.

Saludos
Luis Breña

3 comentarios:

  1. Excelente artículo profesor, esta muy sustentado de rica información, también me gusta mucho porque presenta el aparato crítico textual del Nestle-Aland 28, me gusto el transfondo cultural e histórico que describes en el artículo, me gusta como relatas en general, y tienes razón para el apóstol Pablo es irrelevante los problemas que causan el divorcio en la pareja, porque es una alianza

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo profesor, esta muy sustentado de rica información, también me gusta mucho porque presenta el aparato crítico textual del Nestle-Aland 28, me gusto el transfondo cultural e histórico que describes en el artículo, me gusta como relatas en general, y tienes razón para el apóstol Pablo es irrelevante los problemas que causan el divorcio en la pareja, porque es una alianza

    ResponderEliminar
  3. Es interesante notar que Jesús afirmó la santidad e indisolubilidad del matrimonio en la Creación especialmente cuando habló contra el divorcio (cf. Mar 10:11-12; Mat 5:31-32; 19:4-6). Al concebir el matrimonio como inviolable y permanente, se remitió a Génesis 2:24 observando que "el principio de que los dos han llegan a ser una sola carne solo puede ser cumplido mediante un matrimonio ininterrumpido" (R. T. France, "Matthew", en New Bible Commentary [Downers, Grove, Ill: InterVarsity, 1994], 912).

    En 1 Corintios 7:10, 11, Pablo se opone claramente al divorcio. Una persona que se divorcia solo tiene, en otras palabras, dos opciones: 1) permanecer célibe o 2) reconciliarse con el cónyuge. Casarse de nuevo con otra pareja no es posible. Obviamente, el matrimonio permanece intacto a pesar de que se haya producido la separación de la pareja. Además, no deja de ser interesante que Pablo mencione primero a las mujeres que desean divorciarse. Los hombres que están decididos a divorciarse no aparecen hasta el final del verso 11. Probablemente Pablo sigue las palabras de Jesús en Marcos 10, según las cuales en el divorcio tanto puede tomar la iniciativa un hombre como una mujer aunque, eso sí, poniendo a las mujeres en primer plano.

    Sería conveniente, después de este, empezar a leer ensayos sobre divorcio y nuevo casamiento. Gracias por el pequeño aporte Luis.

    ResponderEliminar