lunes, 30 de noviembre de 2009

El Año Nuevo Católico


El dia de ayer, domingo 29 de Noviembre inició en la Iglesia Católica , el año liturgico con el primer domingo de Adviento.Es el año nuevo para los católicos , pero para muchos católicos, como siempre este hecho pasa inadvertido, celebran más el año nuevo civil en la medianoche del 31 de Diciembre, que los acontecimientos que celebra la Liturgia.

La Liturgia celebra más que nada los acontecimientos de la vida de Cristo que tiene su culmen en la Pascua de Cristo, en semana santa y si los católicos que por el bautismo se incorpóran a la muerte y resurreccion de Cristo, deberiamos en teoría estar no solo atentos sino vivir con alegria y esperanza los acontecimientos que celebra la Liturgia.

Y como siempre , el laico se mantiene al margen de la vida eclesial porque en primer lugar los padres y padrinos que se comprometieron en el bautismo del niño a educarlo en la fe católica, se olvidan por completo de la formacion cristiana del niño y en el hogar no se vive de acuerdo a los valores de Reino de Dios, y si lo hacen con palabras , el testimonio de vida de los padres y padrinos deja mucho que desear, quieren dejarlo todo el trabajo a los sacerdotes y catequistas y despues se lamentan que haya pocas vocaciones sacerdotales, cuando muchas veces es debido a la formacion que reciben en el hogar , uno de los factores por el cual el joven no ve la vocación sacerdotal como una opción y por ende vive al margen de la vida de la Iglesia.

Todo católico debe vivir su vida e incluso su oracion personal orientado por la celebración de la Liturgia.
Ya lo dice la Constitución sobre la Sagrada Liturga , La Sacrosanctum Concilium, en el punto 14:

14. La santa madre Iglesia desea ardientemente que se lleve a todos los fieles a aquella participación plena, consciente y activa en las celebraciones litúrgicas que exige la naturaleza de la Liturgia misma y a la cual tiene derecho y obligación, en virtud del bautismo, el pueblo cristiano, "linaje escogido sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido" (1 Pe., 2,9; cf. 2,4-5). Al reformar y fomentar la sagrada Liturgia hay que tener muy en cuenta esta plena y activa participación de todo el pueblo, porque es la fuente primaria y necesaria de donde han de beber los fieles el espíritu verdaderamente cristiano, y por lo mismo, los pastores de almas deben aspirar a ella con diligencia en toda su actuación pastoral, por medio de una educación adecuada.

Vivamos pues nuestra vida de fe orintada por la Liturgia para poder vivir mejor los misterios de la vida Cristo.
Bendiciones
Luis Breña

1 comentario:

  1. Hace mucho que no leo la biblia. Se que es bueno de vez en cuando hacerlo, y no la leo no por falta de una en casa... tu entiendes...! admiro tu fe,la mia la perdi, en algun momento de mi vida, perdi la fe y las ganas de seguir, pero dicen que todo lo que pasa es por algo, yo sigo esperando ese algo, que me haga entender que tanta crueldad en la vida es por algo. Que hay personas que se llenan la boca ne hablar de Dios, y sin embargo son las personas mas miserables que conosco, que no tienen piedad de un niño que les pide tan solo que los dejen vivir en paz...

    ResponderEliminar