miércoles, 31 de julio de 2013

Una reflexion acerca del Cielo

Quisiera hacer ahora una breve reflexión acerca del Cielo.
Comúnmente llamamos cielo al estado de alma de la persona humana que se encuentra ante la presencia de Dios manera definitiva y plena, estando en una comunión de amor entre Dios, los fieles que alcanzaron el cielo y los ángeles. Tradicionalmente se le llama visión beatifica. ¿Y que se entiende por la expresión visión beatifica? La visión beatifica viene de la idea y convicción que el cielo es la contemplación de Dios, ósea lo veremos tal cual es, la contemplación no solo es la visión de Dios sino es entran en una plena comunión de amor con Él.

Alguien se podría preguntar cómo se puede contemplar o ver a Dios si para eso requerimos de un cuerpo físico, pues eso no lo sabemos, podemos especular acerca de cómo sería la vida en el cielo o como serían los cuerpos espirituales, pero de lo que si estamos seguros como lo dije en el anterior artículo, que en la otra vida, tenemos la capacidad para relacionarnos y entrar en comunión con Dios y en Dios con los que comparten el mismo destino , por eso en la otra vida conservamos el intelecto ( para comprender lo que vivimos) , la voluntad ( para aceptar y dejarnos infundir por el amor de Dios y corresponderle ese amor por toda la eternidad) y la capacidad de relacionarnos ( no viviremos como hongos en el cielo sino en comunión plena con el Padre, Hijo y Espíritu Santo y los demás bienaventurados) ¿Y qué más se hace en el Cielo? Alguien se podría preguntar, ¿solo nos amamos por siempre en el Cielo?, ¿no se hace nada más?, si es así a alguien podría parecerle aburrido el para siempre, una eternidad sin hacer nada más.

Pongamos como ejemplo nuestra vida terrenal, en este mundo el ser humano tiene como aspiración primaria, la felicidad y el amor (no me refiero solo al amor de pareja, sino en el sentido más pleno , en un sentido bíblico del amor podríamos decir, que también incluye el amor de pareja), pero eso no le impide desarrollar actividades que son producto de sus dones, talentos y de su intelecto, es más las actividades humanas , como lo es la música, la pintura, y demás expresiones artísticas y las diversas ramas de la ciencia, como lo es Filosofía, la química, Física , las matemáticas o la informática, o la historia son un medio para aspirar a la felicidad y realización humana que tiene como meta el amor. Pues en el cielo que conservamos nuestras capacidades intelectuales , y de hecho a partir de la visión beatifica se tiene una mejor comprensión de nosotros mismos y de la historia humana, entonces nada impediría que de alguna forma podamos seguir progresando en el saber , en el conocimiento no solo del Universo sino del mundo espiritual, ósea profundizar en el conocimiento de Dios , en el ministerio de la Trinidad, en el mismo misterio del mal , conocer y profundizar también en la vida y organización de los seres angélicos, ( si creo que en los ángeles, pero creer en los ángeles no impide tener sentido crítico de la Fe).

En otras palabras el aburrimiento no existe en el cielo. Para resumirlo en pocas palabras, si alguien te pregunta que se hace en el Cielo, pues respóndele, en el Cielo se ama y se es amado y se llega a comprender todo.

Espero que este artículo les haya ayudado un poco más en la comprensión de su fe.

Saludos
Luis Breña

viernes, 26 de julio de 2013

Una reflexión sobre la condenación eterna



Muchas veces he leído y escuchado el siguiente argumento de los ateos o de personas que cuestionan la fe en Dios, si Dios es bueno y nos ama, como nos puede mandar al infierno sino creemos en El.
Aparentemente se presenta una contradicción, como un ser infinitamente bueno, puede mandarnos a un lugar de eterno sufrimiento por no creer que existe o por no obedecerlo.
Pero hay un error implícito en dicho cuestionamiento, ya que se piensa que el infierno es un lugar de castigo, como cuando un papa manda a su hijo desobediente a su cuarto sin poder ver televisión, pero en vez de castigarlo por un par de horas, lo deja solo en su cuarto sin televisión ni alimentos por siempre, un papa así no se presenta como bondadoso por querer corregir a su hijo sino como alguien cruel que castiga de manera exagerada a su hijo.

Pero eso es un error y lo explicare de la siguiente manera:
El infierno no es un lugar ya que la palabra lugar denota un espacio físico en donde ocurren eventos con una determinada posición y dirección relativa, además de hacerlo en un tiempo determinado, en otras palabras se puede hablar de lugar cuando existe materia.
El infierno es un estado de alma en el cual se encuentra alejada de la presencia de Dios y esto se debe a una decisión libre que escoge cada persona y es una decisión definitiva al término de la vida terrenal del ser humano. Ósea una persona puede rechazar a Dios durante casi toda su vida pero al final decide convertirse y creer en Dios y muere en gracia de Dios , a pesar que durante la mayor parte de su vida paso alejado de Dios , su decisión definitiva es la que toma al final de su vida terrenal , porque al morir ya no puede tomar otra decisión, entonces si la persona al final de su existencia terrenal sigue por voluntad propia alejado de Dios y viviendo en pecado mortal, entonces su decisión definitiva es estar alejado de Dios , por eso en la eternidad estará en el infierno.

¿Qué significa estar en el infierno por toda la eternidad?
Tener una existencia alejado de la presencia de Dios por toda la eternidad a algunos puede parecer no tan grave, en especial si han vivido como ateos toda su vida, pero veamos que implicancias tiene:
La existencia en la otra vida no es del orden material , ósea no existe la materia, es lo que llamamos una existencia espiritual como la que tienen los seres angélicos, ¿pero qué características tiene una existencia espiritual ? , pues en el mundo espiritual, los seres espirituales poseen como nosotros, inteligencia, voluntad, motivaciones, alegría , tristeza , placeres...si placeres pero no como los placeres que tenemos nosotros, ( el placer de degustar la comida o el placer sexual) sino placeres en el orden intelectual , por ejemplo así como podemos disfrutar leyendo un buen libro , contemplando una pintura , o jugando un juego que requiera destreza mental.
Eso quiere decir que el alma humana en la otra vida, sigue poseyendo inteligencia, voluntad, la capacidad de experimentar alegría, amor, odio y tristeza  y también tiene la capacidad de comunicación (no verbal por supuesto) y de relacionarse. Pero al estar alejado de la presencia de Dios que es fuente infinita de amor, el alma humana condenada al infierno pierde su capacidad de amar, como consecuencia de eso , experimenta un vacío en su existencia, una soledad y tristeza tan grande al darse cuenta que por decisión propia ha rechazo lo único que podía darle un sentido completo a su existencia, rechazaron a Dios , este sentimiento de tristeza se convierte en un odio a sí mismos por la decisión que tomaron y un resentimiento con todos los demás, con aquellos que comparte su misma suerte , con los que los indujeron a pecar y con los que están en la presencia de Dios, la existencia en el infierno es una mezcla de tristeza , odio y resentimiento que tendrán que llevarlo consigo por siempre.
Aparte se debe tener en cuenta que el infierno  , no es un destino totalmente solitario sino que es colectivo, un colectivo de personas que rechazaron a Dios y que tienen una existencia de odio y remordimiento por siempre, imagínense vivir en una prisión junto con presos que experimentan odio y remordimiento las 24 horas del día, por un lado se vive una soledad infinita cada uno en su celda pero a su vez todos juntos comparten un mismo destino de odio y resentimiento, los que experimentaron la vida en la cárcel , saben que la vida en prisión es dolorosa y difícil, la convivencia en el infierno es 1000 veces o 10000 veces peor, por poner una ejemplo gráfico.
Los que experimentaron la cárcel , saben que la vida en prisión es la ley del más fuerte , del sometimiento del miedo, algo parecido y peor es el infierno, una existencia de sometimiento  del más fuerte contra el débil, ( alguien se preguntara, como un espíritu puede ser más fuerte que otro), no lo sé , puede ser en el grado de maldad, algunos espíritus son más malos que otros, no todos tiene el mismo grado de maldad y el sufrimiento de unos puede ser menos que el de otros. Además no debemos olvidar que en el infierno no solo hay seres humanos sino también los demonios que tienen  naturaleza angélica, los demonios al poseer una naturaleza angélica (que la conservan a pesar de estar condenados) poseen una inteligencia y voluntad superior a los seres humanos. Es como si en una cárcel un preso delgado y desnutrido que pesa 50 kilos fuera golpeado y sometido por un mastodonte de 120 kilos, imagina un bullyng por toda la eternidad.

En fin no quiero asustar a nadie, ni que piensen que estoy obsesionado con el infierno,
 simplemente se me dio la gana de hacer esta reflexión (si dije alguna herejía, disculpen no soy teólogo)

En fin espero que no les haya aburrido mi reflexión sobre el infierno y si tienen alguna duda o comentario, espero sus respuestas

Saludos

Luis Breña


jueves, 25 de julio de 2013

El Papa quiere lio


Este es el improvisado discurso del Papa Francisco en la Catedral de San Sebastián, ante un grupo de peregrinos argentinos que llegaron a Rio de Janeiro por la Jornada Mundial de la Juventud.

Esta exhortación dirigida a los jóvenes argentinos vale para todos los jóvenes, en un lenguaje claro y directo el Papa pide que nuestra fe , se manifieste no solo en la Parroquia sino afuera en las calles, que la Diócesis tengan vida , que los jóvenes armen un revolución desde el evangelio , teniendo como programa de vida las bienaventuranzas.

Estoy seguro que el Papa nos seguirá regalando discursos como este.


"Gracias, gracias, por estar hoy aquí, por haber venido. Gracias a los que están adentro y muchas gracias a los que están afuera, a los 30 mil me dicen que hay afuera. Desde acá los saludo, están bajo la lluvia. Gracias por el gesto de acercarse, gracias por haber venido a la Jornada de la Juventud, yo le sugerí al doctor Gasbarri que es el que maneja, que organiza el viaje, si hubiera un lugarcito para encontrarme con ustedes. Y en medio día tenía arreglado todo, así que también quiero agradecer públicamente también al doctor Gasbparri, esto que ha logrado hoy.

Quisiera decir una cosa. ¿Qué es lo que espero como consecuencia de la Jornada de la Juventud? Espero lío. Que acá dentro va a haber lío va a haber, que acá en Río va a haber lío va a haber, pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos, las parroquias, los colegios, las instituciones son para salir, sino salen se convierten en una ONG ¡y la Iglesia no puede ser una ONG! Que me perdonen los obispos y los curas, si alguno después le arma lío a ustedes, pero es el consejo. Gracias por lo que puedan hacer. Miren, yo pienso que en este momento esta civilización mundial se pasó de ‘rosca’, se pasó de ‘rosca’, porque es tal el culto que ha hecho al dios dinero que estamos presenciando una filosofía y una praxis de exclusión de los dos polos de la vida que son las promesas de los pueblos. Exclusión de los ancianos, por supuesto, porque uno podría pensar que podría haber una especie de eutanasia escondida es decir, no se cuida a los ancianos pero también está una eutanasia cultural. No se los deja hablar, no se los deja actuar. Exclusión de los jóvenes, el porcentaje que hay de jóvenes sin trabajo y sin empleo es muy alto y es una generación que no tiene la experiencia de la dignidad ganada por el trabajo, o sea esta civilización nos ha llevado a excluir dos puntas que son el futuro nuestro.
Entonces los jóvenes tiene que salir, tienen que hacerse valer, los jóvenes tienen que salir a luchar por los valores, a luchar por esos valores, y los viejos abran la boca, los ancianos abran la boca y enséñennos, transmítannos la sabiduría de los pueblos. En el pueblo argentino, yo se los pido de corazón a los ancianos, no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro pueblo que transmite la justicia, que transmite la historia, que trasmite los valores , que transmite la memoria de pueblo. Y ustedes, por favor, no se metan contra los viejos, déjenlos hablar, escúchenlos y lleven adelante. Pero sepan, sepan que en este momento ustedes los jóvenes y los ancianos están condenados al mismo destino: exclusión. No se dejen excluir, ¿está claro? Por eso creo que tienen que trabajar. Y la fe en Jesucristo no es broma, es algo muy serio. Es un escándalo que Dios haya venido a hacerse uno de nosotros, es un escándalo, y que haya muerto en la cruz, es un escándalo, el escándalo de la cruz. La cruz sigue siendo escándalo pero es el único camino seguro, el de la cruz, el de Jesús, la encarnación de Jesús. Por favor, ¡no licúen la fe en Jesucristo!, hay licuado de naranja, hay licuado de manzana, hay licuado de banana pero, por favor, ¡no tomen licuado de fe! ¡La fe es entera, no se licúa, es la fe en Jesús!, es la fe en el hijo de Dios hecho hombre que me amó y murió por mí. Entonces hagan lío, cuiden los extremos del pueblo que son los ancianos y los jóvenes, no se dejen excluir y que no excluyan a los ancianos, segundo, y no licúen la fe en Jesucristo. Las bienaventuranzas. ¿Qué tenemos que hacer padre?, Mira lee las bienaventuranzas que te van a venir bien y si querés saber qué cosa práctica tienes que hacer, lee Mateo 25 que es el protocolo con el cual nos van juzgar. Con esas dos cosas tienen el programa de acción: las bienaventuranzas y Mateo 25 no necesitan leer otra cosa, se los pido de corazón. Bueno, les agradezco ya esta cercanía. Me da pena que estén enjaulados. Pero les digo una cosa, yo por momentos siento qué feo que es estar enjaulado, se los confieso de corazón. Los comprendo y me hubiera gustado estar más cerca de ustedes pero comprendo que por razón de orden no se puede. Gracias por acercarse, gracias por rezar por mí. Se los pido de corazón, necesito, necesito de la oración de ustedes, necesito mucho. Gracias por eso. Les voy a dar la bendición y después vamos a bendecir la imagen de la Virgen que va a recorrer toda la república y la cruz de San Francisco que van a recorrer ‘misionaramente. Pero no se olviden: hagan lío, cuiden los dos extremos de la vida, los dos extremos de la historia de los pueblos que son los ancianos y los jóvenes, y no licúen la fe".

Saludos

Luis Breña